BLOG

Consejos de Consultor

¿Quiénes conforman un equipo de campaña?


Alfredo Dávalos López

Ecuador/ 11.02.2022


El candidato:

Es el actor principal de una campaña política. El triunfo de la misma depende funda- mentalmente de él(ella), sobre todo de su capacidad para entender que toda campaña es un proceso que requiere de mucha disciplina, de tener la capacidad para reconocer sus propios errores y aceptar la crítica constructiva, de saberse burlar de sí mismo, pero sobre todo, de que esté dispuesto en dejarse asesorar por los técnicos y expertos.


En ocasiones hay candidatos(as) que ceden ante la tentación de convertirse, a un mismo tiempo, en los gerentes, los estrategas, los asesores, los creativos y comunicadores. Con lo cual, lo único que logran es poner en grave riesgo el triunfo en las elecciones, y desperdiciar uno de los bienes más escasos en una campaña: el tiempo. Como ya lo mencionamos anteriormente, dentro de un proceso electoral estamos jugando siempre en contra del reloj.


El gerente de campaña:

El manejo de una campaña política debe estar en manos de un Gerente de campaña. Esta función debe ser ocupada por un político experimentado. Es muy importante que dicho Gerente haya participado en varias campañas en la misma circunscripción territorial en la que va a tener lugar la contienda. También, que cuente con la preparación necesaria para utilizar toda la información que proviene del equipo estratégico. Pero, sobre todo, que tenga la autoridad moral y el liderazgo necesario para tomar las decisiones importantes en el transcurso de la campaña.


Un Gerente de campaña toma las decisiones centrales de campaña, estableciendo un diálogo permanente con el(la) candidato(a). Por lo cual, debe ser una persona de su completa confianza. Para que una campaña funcione adecuadamente, el(la) candidato(a) debe saber y poder delegar algunas de las decisiones más importantes en el Gerente de campaña.

Es recomendable que el Gerente no sea nunca un familiar o socio legal del(de la) candidato(a), porque esto atrae todo tipo de problemas para la campaña. Entre los cuales podemos mencionar: la pérdida de la objetividad; y la consecuente toma de “decisiones” con base en emociones o intereses personales.


El comité político:

Son personas con experiencia y capacidad para comprender a cabalidad las particularidades del escenario electoral y para sacar el mayor provecho de las distintas coyunturas que suelen presentarse durante la campaña. Además de asesorar al(a la) candidato(a) en torno a la mejor manera de comprender y aprovechar el panorama político de una localidad, región o país, cuentan con alianzas políticas que pueden redundar en el fortalecimiento de una determinada opción política, así como en el notable incremento de sus adherentes y activistas.


El equipo estratégico:

Está constituido por profesionales en las distintas áreas de especialidad que se requieren para el correcto manejo de una campaña política. Este equipo estratégico debe ser dirigido por un consultor político y compuesto por seis áreas de especialidad, a saber:


Estratega: elabora la estrategia de la campaña política, con base en el resultado de las investigaciones, y de su amplia experiencia en el ámbito electoral.


Estratega digital: Elabora la estrategia y campaña digital a través de un profundo análisis del Big Data, la minería de datos y la escucha digital.


Publicista o creativo: es un experto que puede traducir la estrategia de campaña en una estrategia creativa y sugerir las principales líneas de comunicación de la campaña.


Imagen Corporativa: es un especialista que tiene la capacidad de traducir la estrategia y la comunicación (mensaje o filosofía del movimiento) en imágenes que generen un recuerdo positivo entre el electorado.

Gestión en Comunicación: es un experto, encargado de elaborar los planes de comunicación, analizar el monitoreo de los medios de comunicación y generar e imple- mentar estrategias para escenarios de crisis.

Periodista: Es el encargado de manejar las relaciones públicas de la campaña, la agenda mediática del(de la) candidato(a), las ruedas de prensa, las relaciones con los principales órganos y medios de comunicación y de traducir los mensajes y contenidos de la campaña en “noticias” o free press.


Los consultores, y en especial quien coordina el equipo técnico, deben tener un acceso directo y rápido al(a la) candidato(a), para poder evaluar el desarrollo de la campaña día a día y enfrentar cualquier escenario de crisis en el transcurso de la misma.


El comité financiero:

Se encarga del manejo financiero de la campaña y de recaudar fondos para la misma. La campaña es una empresa y debe manejarse como tal. Es indispensable contar con un coordinador que ordene el gasto para que dispongamos, en todas las etapas de la campaña, con los recursos necesarios para enfrentarlas de la mejor manera posible.


El comité jurídico:

Se encargará de todos los aspectos legales y consultas que se generen a lo largo de la campaña. Es fundamental que el equipo de campaña tenga claras las reglas del juego, lo que está permitido o no en la Ley Electoral que rige el proceso.


Agenda y coordinación:

El tiempo del(de la) candidato(a) debe administrarse con el mayor cuidado y debe haber al menos una persona que se encargue de manejarlo, de racionalizarlo, de pensar en su administración. Debe coordinar las tareas del grupo operativo para que las acciones del(de la) candidato(a) ganen en eficiencia y cobertura. Un(a) candidato(a) que llega a tiempo y preparado(a) a todos los eventos suele ganar votos, admiración, simpatía y apoyo. Hay que recordar que la campaña se hace para consolidar los votos blandos y conseguir los posibles.


Comando operativo:

Está conformado por personas sumamente organizadas, capaces de organizar y delegar funciones y, sobre todo, de ajustar los recursos y actividades de la campaña a las particularidades del terreno electoral. La idea fundamental que debe ser tenida en cuenta, es que en el organigrama queden cubiertos todos los aspectos centrales de la campaña, con personas aptas para su manejo. Dicho comando suele estar conformado por:


Coordinador de acción política: es la persona responsable de hacer operativas las directrices que emanen del Gerente de campaña. Esto con la finalidad de lograr los objetivos propuestos, articulando de manera eficaz y eficiente los grupos de avanzada, movilización y eventos.


Logística y movilización: Buena parte de los votos vienen del trabajo de base. Hoy es una parte central del juego. Se trata de ir a los votantes directamente y organizarlos. Hay que lograr que los que están con nuestro candidato se movilicen para buscar los

votos de sus parientes, amigos, conocidos y vecinos. Una función importante de esta área consiste en la generación de información y en el establecimiento de bases de datos que nos permitan movilizar y administrar adecuadamente a todas las personas que de una forma u otro deseen colaborar con nuestro esfuerzo.


Avanzada: La avanzada evita que tengamos problemas imprevistos, se encarga de que estén los medios físicos necesarios para que todo funcione bien, nos anticipa la presencia de personas o situaciones incómodas para que podamos variar la agenda a último momento, etc. Como su nombre lo indica, su principal misión consiste en explorar y adecuar el terreno en el que nuestro(a) candidato(a) realizará un acto público.


Secretaría de eventos: debe organizar una serie de actividades, como reuniones con grupos de votantes, donantes y periodistas. Su misión consiste en idear eventos creativos capaces de convocar, con el menor gasto posible, a la mayor cantidad de simpatizantes y medios de comunicación. No debemos olvidar, en este sentido, que hoy las campañas deben valerse de eventos imaginativos y creativos que generen un gran impacto y no eleven el gasto electoral.


Archivo y proveduría:

Esta área es la encargada de proveer de insumos y materiales de promoción a las y los brigadistas, candidatos y simpatizantes de la campaña. Para lo cual, deben generar un archivo contable y físico de todos los materiales entregados. En ocasiones, esta área también cuenta con la misión de conformar un archivo en el cual se conserven y ordenen todos los materiales gráficos, audiovisuales y periodísticos generados por o en torno a la campaña.


Formación y capacitación:

Se encargará de capacitar a brigadistas, líderes y voceros no oficiales. Aquí, las áreas más importantes a tener en cuenta son las de organización, coordinación, motivación y entrenamiento para el adecuado manejo de los medios de comunicación.


Por último, este equipo debe contar siempre de un buen grupo consultor externo. Lo óptimo es contar con una buena agencia de publicidad, una empresa que tenga experiencia en estudios de opinión pública y un antropólogo social. De esta forma, podemos enfrentar de manera ordenada y disciplinada cualquier proceso electoral.

223 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo