BLOG

Acepto los términos y condiciones: la entrega de nuestros datos

Alberto Rentería


Ciudad de México/ 24.01.2022




Los periodistas Kashmir Hill y Surya Mattu (2018) se dieron a la tarea de investigar lo que los dispositivos saben sobre nosotros. Analizaron la cantidad de data que se genera en una casa, con el objetivo de identificar a los usuarios cada vez que se conectaban a un teléfono, a la televisión, a la radio o a su teléfono móvil. La casa tenía un sensor que medía los datos que salían para hacerlos llegar a sus centrales.

Algo tan sencillo y tan íntimo como un cepillo de dientes —electrónico, por supuesto— generaba datos cuando se prendía y apagaba. ¿De qué sirve saber esta información? Para las empresas, empleados y aseguradoras de Estados Unidos de América, una de las datas más valiosas es la de los seguros dentales. Cuando un ciudadano acuda a una para que le den un seguro dental, esta buscará el nombre —si usa un cepillo electrónico—, verá sus hábitos de higiene y cepillado de dientes y, en función del análisis de la data, le cotizará un buen precio, si tiene hábitos saludables, o subirá el costo de la póliza si tiene hábitos poco saludables. Algo tan simple como el uso de un cepillo de dientes genera data valiosa. Por ello, esa data se vende y se compra, para tomar decisiones.

No solo eso, ambos periodistas también investigaron de forma específica qué pasaba con los televisores inteligentes. Estos están conectados todo el tiempo, siempre están mandando datos, aunque pareciera que están apagados. Y, entonces, ¿qué transmiten? Cuando adquirimos un televisor digital y comenzamos la programación del equipo, solemos aceptar los términos y condiciones (sin leer los términos de referencia). En el contrato que firmamos sin leer se especifica que autorizamos a mandar no solo información detallada de lo que estamos viendo cuando encendemos el televisor, sino de todas las aplicaciones a las que nos conectemos.

Con nuestro correo electrónico nos conectamos a varias plataformas. Ahora imaginemos que nos conectamos a un televisor inteligente. ¡A cuántas aplicaciones nos conectamos! Netflix, Amazon Prime, Spotify, YouTube, entre muchas otras.

Incluso, cuando transmitimos la data desde el teléfono al televisor, ambos serán utilizados para perfilar consumo y consumidores. Nuevamente, pareciera que los datos o rastros digitales no están ahí, pero muchas empresas de todo el mundo empiezan a utilizar la información para perfilar a los consumidores.

De la misma manera, los dispositivos Echo de Amazon y Google Home permiten interconectar cualquier aparato o dispositivo con bluetooth o wifi. Echo y Google Home tendrán toda la información de cada uno de los aspectos que conforman nuestra vida

Los usuarios consentimos la entrega de esa data por voluntad propia. Cada vez que aceptamos los términos de servicio y los términos de privacidad de las compañías, lo que estamos haciendo es dar permiso para que accedan a cierta información. Por ejemplo, si se instala la aplicación de Instagram, lo primero que esta solicita es que se le permita acceso al teléfono, a la ubicación, a las fotografías y a las llamadas. Cuando se le da acceso al teléfono en general, se le da acceso a la galería de imágenes y no solo a las que se publican, sino a todo lo que hay en la galería de imágenes del teléfono. Instagram tiene acceso a todos los videos y fotografías de nuestros teléfonos inteligentes.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo