BLOG

ELECCIONES EN REPÚBLICA DOMINICANA EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS



Por primera vez desde que empezó la pandemia, un país de América Latina va a las urnas para decidir su destino político.

Luego de que el coronavirus obligara a posponer los comicios en mayo y tras la controvertida cancelación de las elecciones municipales en febrero pasado que llevaron a unas protestas multitudinarias, República Dominicana eligió este domingo finalmente nuevo Congreso y presidente.

Seis partidos políticos se disputaronn las boletas en unas votaciones que muchos analistas califican de extraordinarias y no solo por el contexto de covid-19 en el que se realizan.

Y es que los dominicanos decidieron esta vez si dejaban en el poder al partido que ha gobernado 16 de los últimos 20 años y que controlaba la mayor parte de las instituciones del país o si abrirían paso a una nueva formación política cuyos miembros nunca han ocupado una posición en el Ejecutivo.

Pasó esto último: según los resultados prelimiares, la mayor parte de los electores votó por una agrupación formada hace apenas seis años, el Partido Revolucionario Moderno y su líder, Luis Abinader, quien dejó atrás al candidato del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo.

"Son unas elecciones donde también se medirá la fuerza popular entre los que apuntan al descontento con la clase dominante y los que defienden los avances económicos que ha vivido el país en los últimos años", le dice a BBC Mundo la politóloga dominicana Rosario Espinal, profesora de la Universidad de Temple.

Pero, de acuerdo con la experta, el voto también llevará consigo el desafío que deja el coronavirus: quién y cómo se encargará de levantar otra vez Dominicana cuando termine la pandemia.

"Todo sería más fácil si quedaran simplemente los problemas que deja este gobierno de institucionalidad, de corrupción, de justicia debilitada… Pero desafortunadamente me temo que serán opacados por los que tra